sábado, diciembre 14, 2013



Siempre se dice que cada uno tiene su verdad tratando de transmitir la idea de que la verdad la creamos nosotros según nuestras preferencias, nada más alejado de la verdad, pues la verdad es aquello que no depende de nuestra voluntad, es más, que se opone y resiste a ella. La verdad es aquello que tratamos la mayoría de las veces de negar y no podemos, tiene una existencia independiente de nosotros, de ahí a que circule en el discurso independientemente de nosotros, es más, muchas veces persiguiéndonos. No hay una verdad mía, hay una verdad que se impone contra la voluntad de muchos, es tan objetiva y resistente como la materia más dura.

Por este motivo es que casi siempre tenemos acceso a ella, porque siempre se manifiesta de alguna manera. Es como tratar de meter un gato en una bolsa, éste se resiste con todas sus fuerzas, así la verdad lucha por imponerse. Francoise Dolto la psicoanalista francesa decía que cuando en una generación se trataba de reprimir una palabra, en la siguiente ésta aparecía en el cuerpo de sus miembros de alguna manera. Las marcas de la verdad están siempre a la vista. Basta con ver qué cosas niegan las personas con mayor fuerza.

¿Recuerdan a Pinocho? Cuando mentía le crecía la nariz, es un claro ejemplo de lo que ocurre con todos, al tratar de mentir, la verdad de alguna manera se hace visible señalando al mentiroso.


0 comentarios:

Publicar un comentario