lunes, noviembre 04, 2013



El gobierno japonés está preocupado porque los jóvenes japoneses no quieren tener contacto sexual, prefieren lo virtual. No es un dato menor que en los países más desarrollados los habitantes no desean tener hijos, a lo sumo uno. Muchos creen que el hombre no tiene instintos, y que depende completamente de la cultura, siempre he defendido que no es cierto, ninguna especie puede sobrevivir si sus miembros son independientes. Cada especie conforma un organismo donde cada miembro es una célula del mismo. Hay algo así como una mente grupal, cada especie actúa como una unidad para sobrevivir y adaptarse. Entonces, con la sobrepoblación que tenemos y los increíbles niveles de contaminación y destrucción de los ecosistemas, es entendible que la especie se defienda de todo esto anulando el impulso reproductivo para recuperar un número de habitantes más acorde a las posibilidades de nuestro planeta. Claro, pensaran que en los países pobres sigue la sobrepoblación, es cierto, pero ellos no son los que están acabando con el mundo.


1 comentario:

  1. Anónimo11:02 p.m.

    Siempre ví en la homosexualidad un mecanismo natural de control de la población. Pero decirlo así suena muy crudo, y seguramente hiere algunas sensibilidades.

    ResponderEliminar