miércoles, mayo 22, 2013



Perdemos el interés en alguien que habíamos amado cuando deja de estimularnos, no sólo sexualmente, claro. La contraparte es aún más dura, que alguien pierda el interés en nosotros implica que ya no tenemos nada que ofrecerle.


0 comentarios:

Publicar un comentario