jueves, agosto 23, 2012



Cada vez que desenmascaras a alguien, te habrás ganado a un enemigo de por vida. No hay forma de recomponer una relación luego del desenmascaramiento. ¿Cómo respetar a alguien que te ha obligado a desenmascararlo luego de sus chapuceros intentos de engañarte? Cuando alguien cruza la línea de la deshonestidad no le queda la marcha atrás, deberá cargar con la vergüenza para siempre, podrá poner cara de poker, podrá tratar de disimularla, pero estará ahí presente por siempre.


0 comentarios:

Publicar un comentario