domingo, mayo 13, 2012



Examina tu vida, examina tus éxitos y tus fracasos y, notarás un patrón común tras todos ellos: mientras que tus éxitos surgían a partir de la confianza en ti mismo, los fracasos surgieron a causa del MIEDO y a la falta de confianza en ti. La mayoría de tus fracasos tenían un elemento común: EL MIEDO. Coloca un tablón de madera de 10 cm de ancho a una altura del piso de 10 cm, podrás caminar sobre el tablón sin mayores problemas, es más, si tienes buen equilibrio podrás andar sobre el tablón con los ojos vendados y no te caerás. Pero si colocas el tablón a 100 metros del piso quedarás paralizado sobre éste, no podrás dar un paso, el cuerpo no te responderá. Así actúa el MIEDO en tu vida. Mientras que la CONFIANZA EN UNO MISMO nos permite disponer de todas nuestras facultades para realizar lo que queramos dentro del área donde esta confianza se ha generado, el MIEDO bloquea el acceso a nuestros recursos, paraliza. Pero a todo esto se agrega algo más, la CONFIANZA EN UNO MISMO nace dentro de un ámbito de destrezas pero luego se extiende a otros ámbitos de la vida. Lo mismo ocurre con el MIEDO, se presenta ante algún hecho traumático de la vida, pero si crece se extiende a otras áreas de la vida pudiendo llegar a cubrirla en su totalidad.


0 comentarios:

Publicar un comentario