domingo, mayo 27, 2012



Antiguamente el hombre conversaba para terminar en la cama y la mujer podía terminar en la cama para conversar, hoy puede que no sea tan así. También es cierto que el hombre puede preferir terminar en la cama con quien prefiere conversar y la mujer conversar con quien quiere terminar en la cama. Paradojas irresolubles de las relaciones humanas postmodernistas.


0 comentarios:

Publicar un comentario