miércoles, julio 31, 2013



Mientras mayor sea el número de habitantes en una comunidad, más fácil se vuelve controlar a sus miembros, pues se vuelven más insignificantes. ¿Cómo canalizar el descontento cuando se depende de un sueldo? Quien controla el sueldo de alguien, lo controla. Las personas en forma individual no pueden enfrentarse al sistema, tampoco pueden organizarse para encauzar el descontento, porque no pueden resistir mucho tiempo una lucha contra poderes económicos tan poderosos. Los hombres se han convertido en hormiguitas insignificantes en un hormiguero gigante controlado por reyes intocables. Observen que los insectos tienden a formar colmenas cuando su número es muy elevado. La individualidad e importancia personal desaparecen con el aumento numérico. El hombre se extingue en la masa.


0 comentarios:

Publicar un comentario