sábado, mayo 09, 2015



Algunos creen que no se necesita leer para ser filósofo. La historia y la cultura nacen de la escritura,  no tendríamos pasado sin la escritura, no podríamos pensar sin pasado. Quien crea que puede filosofar sin conocer la historia de la Humanidad está equivocado, como mucho podrá reflexionar sobre su propia experiencia, pero no filosofar, pues la filosofía demanda de una perspectiva histórica del hombre y de los problemas del hombre. Yo puedo pensar acerca de uno de los problemas de la filosofía, puedo preguntarme qué es el amor, la poesía, la verdad, el saber, la ética, etc., pero mi pensamiento no alcanzará el rango de pensamiento filosófico hasta que investigue qué han dicho los hombres en el pasado acerca de estos temas y pueda comprenderlos en una perspectiva histórica. Quien sólo reflexione sobre estos temas será como mucho un pensador, pero no un filósofo. Probablemente repita cosas ya dichas sin saberlo. Pero filósofo no es quien piensa sobre los grandes temas de la Humanidad, es quien piensa a partir de sí mismo y de todo lo que se ha dicho y escrito desde que existe memoria escrita sobre estos temas. Existe un pensamiento filosófico que se inició hace milenios, posiblemente en Grecia, y quien quiera filosofar deberá encarnar este pensamiento, tomar la posta y continuarlo. La actitud necia del improvisado de creer que mirándose el ombligo descubrirá lo que no conoce es la bandera que han levantado muchos chicos rebeldes, se entiende, pero no se puede compartir.


1 comentario:

  1. Filosofía indica amor a la sabiduría, y aunque puede escribirse mucho en base a observaciones, la sabiduría no es algo escrito. Por tanto un analfabeto puede amar la sabiduría tanto como un estudioso de letras, y si lo hace, nadie puede tomarse el atrevimiento de decirle que es o no es un filósofo, aunque afortunadamente a éste, de seguro le importe muy poco tal definición.

    ResponderEliminar