viernes, abril 05, 2013



¿Quienes somos? ¿Qué somos? Últimamente se dice desde el campo de la psicología que somos nuestro cuerpo. Es cierto, somos nuestro cuerpo y todo lo que expresamos como seres vivos lo hacemos desde y a a través de nuestro cuerpo. Sin embargo, no nos identificamos completamente con nuestro cuerpo al punto que hay quienes se experimentan como siendo seres encarnados. Esta idea de que no somos nuestro cuerpo y de que somos seres encarnados se la leí por primera vez a Gabriel Marcel. Cuando lo leí no le creí, aún hoy no creo que las cosas sean como el piensa, pero sí entiendo a qué se deba esta sensación de no ser sólo nuestro cuerpo, sino que somos algo más. Por este motivo al envejecer vemos envejecer al cuerpo que nos tiene prisioneros y que nos arrastra hacia la muerte con su propia muerte, pero sentimos también que no somos sólo nuestro cuerpo. Si pudiéramos reemplazar las partes del cuerpo dañadas seguiríamos siendo quienes somos. Es más, hoy hasta se habla de la posibilidad de transferir nuestra conciencia a otros cuerpos o, en el peor de los casos a un robot que pueda albergarla.


¿Cómo es posible esto? Porque nuestra identidad está compuesta por el cuerpo que somos y una Idea. Somos una Idea, nuestra identidad es la Idea de lo que somos. Al ser una Idea nos comportamos en función de ella.

El Espíritu es la Idea que nos anima y que nos empuja a ser más ella misma. Esta Idea se forma desde muchos planos, el cuerpo con sus peticiones pulsionales es una de ellas, pero existen otras, como las del grupo donde nacemos. Somos seres históricos y corporales. Nacer en una familia de la china marcaría la identidad de la persona, la marcaría culturalmente y a partir de los rasgos físicos y de lo vivido. Todo va contribuyendo a formar la idea de uno mismo. Pero la idea de uno mismo cobra vida animando el comportamiento de quien la encarna. El autoconcepto determina el comportamiento de las personas. De aquí a que muchas terapias traten de cambiar el autoconcepto de quienes sufren sistemáticamente por otro más adaptado a lo real y a las posibilidades de realización del sujeto. Un nuevo autoconcepto que aprenda a disfrutar y vivir de la vida.

Somos una Idea, encarnamos una Idea de nosotros mismos que vamos construyendo a lo largo de la vida. Aquí me diferencio de Gabriel Marcel, porque sí creo que somos seres encarnados, pero no por haber algún día llegado a nuestro cuerpo para animarlo, sino porque la Idea que somos la construimos nosotros mismos al vivir. Bueno, no sólo nosotros, sino que nuestro medio colabora para crear nuestra Idea. A un chico que desde muy pequeño lo traten mal de seguro que creará una Idea de sí mismo muy negativa, en cambio con un chico que lo críen con amor construirán una Idea o identidad más confiada y segura en sí misma.

Nuestro espíritu es la Idea que nos anima y que determina nuestros actos, pero es una idea construida durante la vida y puede ser corregida con experiencias correctoras. La Idea que somos no es una Idea fija e inamovible, sino que puede ser modificada dentro de cierto rango.

Legar a ser Uno Mismo consiste en elegir la Idea que somos y en hacerla crecer en densidad existencial. En el psicoanálisis se habla del Ideal del Yo. Ese Ideal va conduciéndonos. Un ejemplo ayudará a entender para quienes han practicado deporte: se encuentran ensayando algún movimiento hasta que llega un momento que lo sienten como perfecto, era la sensación que buscaban porque en algún lugar disponían del saber del movimiento, sólo bastaba con realizarlo para saberse alcanzándolo. Lo mismo ocurre con nuestro Ideal del Yo, cuando lo alcanzamos lo sabemos con todo nuestro cuerpo. Ese ideal del Yo se formó a partir de las personas que hemos llegado a admirar y con las que nos identificamos. Las personas idealistas son las que se identifican con ideales inalcanzables. Durante la vida debemos ir corriendo nuestras expectativas para llegar a realizar una Idea de nosotros realizable para nuestras posibilidades.

Las personas más sobresalientes en una Comunidad van conformando el ideal del Yo, van creando y desarrollando el Espíritu Colectivo. Construyen la Identidad Nacional, el Ser Colectivo.

Sintetizando: somos seres espirituales debido a que encarnamos una Idea de nosotros mismos que tratamos de realizar.


2 comentarios:

  1. Anónimo4:51 p.m.

    Falto una leve referencia a Platon. Excelente reflexión.

    ResponderEliminar