sábado, febrero 23, 2013



El riesgo de participar de un Colectivo para la inmensa mayoría de las personas es el de perderse en él y que termine siendo el Colectivo quien se expresa a través de sus miembros. Muy pocos pueden mantener su identidad sin verse arrastrados por la presión del grupo. Todos piensan igual, dicen las mismas cosas, hacen las mismas cosas, etc. Conociendo a uno de los miembros se los conoce a todos. Algunos, muy pocos, pueden disociarse y percibir cómo el Colectivo habla dentro de ellos y pueden contenerse e interrumpirlo para expresar con las propias palabras lo que el Colectivo quiere decir, pero no sustraerse a él. La única manera de sustraerse es abandonándolo completamente. Pero por un tiempo continuará vivo en la persona presionando por expresarse.


0 comentarios:

Publicar un comentario