sábado, septiembre 10, 2011



Cuando una persona no puede hablar acerca de algo por lo penoso de hacerlo, la vergüenza o el temor, posiblemente lo haga al hablar sobre otra cosa que guarde cierta analogía. Cuando esto ocurre se reconoce fácilmente que quien habla de A en realidad esta hablando de B.

Está el dicho: "lo que la boca no quiere decir lo dirán las manos".

Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario