martes, junio 05, 2007



Falsa oposición. El uso de la técnica afina la intuición. Pero ¿qué es la inspiración? La inspiración es la irrupción de la idea en la conciencia del creador. Claro, si esta aparición se da durante el trabajo consciente, no se le llama inspiración, pero cuando ocurre luego de un tiempo donde la idea se ha ido incubando casi completamente en el inconsciente, entonces sí se habla de inspiración.

Una idea se va formando por muchos caminos, a veces se comienza una obra con sólo un esbozo de la idea que se termina de completar durante su desarrollo. Esto ocurrió con Poe en El Cuervo. Y en su estudio acerca de la composición literaria como resolución de un problema matemático comete un error al creer que la inspiración no era necesaria. Cuenta que procedió de esta manera, tenía un efecto que quería provocar, un efecto final a partir del cuál comenzó a trabajar la obra hacia atrás hasta llegar al principio de la misma, pero durante ese camino desarrolló la idea que quería representar. Poe en realidad sólo mostró un camino posible, camino por él empleado para desarrollar una idea. Otras personas salen a caminar, escuchan música, tocan el violín, dibujan, juntan material en torno al tema, incuban la idea por semanas, meses o años, etc., hasta que un día esa idea irrumpe en la conciencia del creador completamente formada. Bueno, a veces no llega completamente formada. A ese momento se le llama inspiración.

Cómo se forma una idea constituye un proceso complejo, puede formarse en forma completamente inconsciente y un día aparecérsele al creador. Puede trabajar y trabajar en un problema hasta encontrar la solución. Pero debemos distinguir dos etapas, la primer etapa donde la idea se desarrolla, y la segunda etapa de realización o de representación en el caso del artista. Porque el arte es siempre la representación de una idea a través de los distintos medios de expresión artísticos. Claro, mientras más se domine la técnica de representación, mejor artista se será, pero si no hay ideas a representar, la técnica sola no sirve de mucho.

Los artistas que dicen que existe una relación pareja entre inspiración y trabajo técnico. Dicen que una cosa es tener la idea, pero otra es luego lograr representarla para alcanzar los efectos estéticos buscados. Por otro lado, la idea no siempre nos llega completamente formada y diferenciada en todos sus detalles, y durante el proceso de representación o realización, ésta se va completando y a veces transformando, pues un artista puede comenzar con una idea y durante el trabajo de representación, ir cambiando de dirección llegando a donde no tenía pensado en un comienzo.

¿Cómo ayuda la técnica a todo este proceso? Cuando uno aprende a expresarse de cierta manera, las ideas comienzan a llegar con el formato o estructura en la que estamos acostumbrados a emplear. Por esto Borges decía que había que escribir un soneto todos los días, cosa que cuando le llegara la idea, estuviera en forma para poder representarla.

Hay que tener en cuenta una cosa, y es el tiempo con el que se vive con la idea hasta la culminación definitiva de la obra. Porque mientras más tiempo se viva con la idea, más se irá enriqueciendo y complejizando.


0 comentarios:

Publicar un comentario