viernes, marzo 15, 2013



El mundo humano se articula en torno al equívoco, de aquí que la felicidad sea tan esquiva y fugaz, cada uno vive en su mundo.


0 comentarios:

Publicar un comentario