viernes, enero 11, 2013



En realidad estos son términos que tienen sentido dentro de una teoría de los trastornos psíquicos o del comportamiento, en este caso del psicoanálisis. Pero sin entrar en una corriente psicodinámica específica, con todo lo que ello implica, podemos asegurar una cosa: una persona aquejada de uno de los llamados trastornos psíquicos o del comportamiento es una persona que está asustada, a veces aterrada. Este es el elemento común a todas las patologías psíquicas que no tengan por base un cuadro orgánico definido. Lo que diferencia unas de otras en una escala de gravedad es el nivel de miedo involucrado. A mayor miedo o terror mayor gravedad del cuadro. El loco es quien ha huido hacia la locura para poder enfrentar un terror insoportable.

A propósito he evitado entrar en cuadros diagnósticos específicos, porque las formas particulares que adoptan estas patologías son de carácter secundario, sólo pueden mostrarnos las particularidades históricas que generaron el cuadro. Pero lo relevante es el miedo, el miedo es el elemento de base, qué se haga para protegerse del miedo mostrará las diferentes estrategias seguidas por los enfermos, pero lo que interesa observar es el miedo. Cuando nos enfocamos en el miedo descubrimos  a qué se le tiene miedo y entonces es cuando se puede tratar de encontrar la forma de atenuarlo. Generalmente la forma más eficaz para neutralizar el miedo es la de enfrentarlo en situaciones controladas donde el estimulo generador no se percibe como tan peligroso. De esta manera se logra desensibilizar al paciente de forma paulatina. Cuando se le pide a alguien que hable de aquello que le provoca dolor, se hace que el paciente enfrente aquello que teme en una situación controlada como puede ser un consultorio terapéutico o en una conversación con un amigo que pueda brindar algún apoyo.

Cuando se entiende cuál es el núcleo de todos estos trastornos se simplifica bastante cómo tratar a estas personas, que no están enfermas de cuadros con nombres raros y complicados, sino que en definitiva están asustadas o aterradas. Un neurótico está muy asustado, un psicótico está aterrado al punto que debe huir hacia la locura para poder manejar su terror.

Con estas ideas presentes muchos puede ahora ver los distintos tratamientos con otros ojos y preguntarse si en verdad están orientados para que el paciente logre superar esos miedos o, él psicólogo que los atiende está tan perdido que no tiene claro lo que hace.

Alexander Lowen creador de la Bioenergética decía que un músculo contraído era un musculo asustado. El miedo posee el poder de hacer que la persona que lo sufre pierda el control sobre sí misma.

Recuerden, siempre que se encuentren con alguien con problemas traten de averiguar a qué le tiene tanto miedo y sabrán qué hacer para ayudarlo.


12 comentarios:

  1. Anónimo2:54 a.m.

    Es importante determinar si el problema es de origen orgánico ya que en ocasiones puede haber alguna deficiencia hormonal o química, si así es, el paciente superara su trastorno con el medicamento adecuado, si el problema no es orgánico entonces hay que determinar cual técnica terapéutica seria la más adecuada para el paciente en base a sus capacidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente se tiende a sobrestimar lo orgánico, se ha puesto de moda. De cualquier manera es fácil determinar si el problema es orgánico o no a partir de la fuente del miedo. Basta con identificar a qué se le tiene miedo.

      Eliminar
  2. Bueno pues yo tengo miedos, pero no del tipo que me hayan convertido en neurotico o que me impidan vivir.

    Por ejemplo, anters me gustaba ir al parque de diversiones y montarme en las maquinas mas escalaofriantes.

    Pero hace poco fui a un parque y ya no me llamo mucho la atencion subirme a una de ellas particularmente escabrosa.

    No se, si fue algun tipo de miedo, o aburricion pero ya no me gustan ciertas actividades qeu hace algun tiempo si me gustaban.

    He notado que me he hecho mas cauto con el paso del tiempo.

    Otro ejemplo: teniamos que crear una pieza con una maquina de precision.... era muy facil arruinar el material si se hacia mal, asi que por preacucion no finalize el trabajo, sino lo deje a un paso para qeu alguien mas experto lo terminara...

    Miedo a fracasar y perder....quizas. Vi a muchos en la misma maquina teniendo exceso de confianza y arruinando partes invaluables....

    Total la maquina es bastante mala y nunca se logra un 100% de perfeccion....

    Creo que he perdido cierto impuso adolescente que hace que uno actue muy precipitadamente.

    Quizas con el paso del tiempo estos "mieditos" se vayan volviendo neurosis y luego sicosis....

    Uno de mis miedos es precisamente eso: perder la razon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces los grandes miedos no se perciben porque los mecanismos de defensa se encargan de protegernos de ellos. Uno de los miedos más instalados es el miedo a fracasar y por culpa de este miedo las personas quedan paralizadas, pero como no entran en situación de riesgo no se enteran de cuánto los paraliza. Recuerdo cómo te asustaba perder al ajedrez, por lo que sólo jugabas contra computadoras evitando jugar contra personas.

      También es cierto que con el paso del tiempo podemos volvernos más cautos. Subirse a la montaña rusa a los 14 años puede resultar divertido, después de los 45 puede conducir a un infarto y a la muerte.

      Yo le tengo miedo a la vejez.

      Eliminar
    2. A veces una persona sólo se entera de cuánto miedo tiene y cómo la paraliza cuando accidentalmente debe enfrentar una situación que lo despierta. Ahí es cuando surgen esas reacciones desproporcionadas, muchas veces agresivas y la persona pierde el control de sí.

      Las estrategias evitativas son las más frecuentes en muchas personas, de esa manera jamás deben enfrentarse a sus miedos ni se entera que los padece. No haciendo nada es la forma más fácil de jamás enterarse de los miedos.

      Eliminar
    3. En cuanto al ajedrez:

      Asi es, tal vez en esta actividad exprese muchos de mis temores, porque sabia qeu si enfrentaba gente mejor que yo, me iba a dar cuenta qeu no era tan perfecto como yo me creia.
      -
      Despues de aquellos dias de enfrentamientos, algo ocurrio:
      -
      Lei un mensaje que me introdujo un miedo aun mayor.
      -
      Era uno de estos sitios en donde se inscriben personas a jugar no de manera interactiva sino de los qeu dan ciertos dias para contestar, en general, yo estaba inscriiendome en sitios de USA, que tienen mas gente, pero por alguna razon encontre uno de gente que hablaba el castellano.
      -
      Habia un na especie de barra de mensajes que podian acompan#ar las partidas, aunque era publico para todos, es decir podias leer los mensajes de cualquiera, dirigidos a cualquiera, no eran privados.
      -
      En fin , para no alargar mas el asunto:
      -
      Alguien escribi alli (mi nuevo miedo) a manera de broma y ya sabes toda la tonteria qeu se escribe en los foros y chats:
      "Se sabe que el ajedrez ha arruinado, vidas y hasta familias enteras".

      A partir de alli adopte la frase para todo uso (a veces solia yo decir a manera de chanza): "Se sabe que el SEO ha arruinado, blogs, vidas y hasta familias enteras".

      Manipule y manipule la frase, hasta que en realidad se colo en mi mente, sin darme cuenta: Abandone el ajedrez casi unos meses despues de haer jugado contigo.

      Y alli vieno otro miedo: La adiccion a "algo", volviendo al ajedrez, recuerdo haber visto esta pelicula de "Buscando a Bobbie Fischer" en la que narrar la vida de un jovencito de alrededor 5 o 7 an#os, mas o menos durante los 80's.

      Buscando en internet me entere qeu el chiquillo ABANDONO el ajedrez porque no queria ser como Fischer.

      Asi que ahora es un maestro de artes marciales.

      Curiosa es la historia del nin#o antagonista..... Ese si sigue jugando al ajedrez y cuenta que la pelicula no es lo que ocurrio en la realidad.

      En fin que aqui hay otro miedo en los ajedrecistas: Ser como Bobbie Fischer.

      La verdad es qeu parece ser que el ajedrez o en general las adicciones si pueden arruinar nuestra vida y las vidas de los qeu nos rodean.

      deje de jugar. Perdi el interes.

      Aqui pensandolo bien hay mas de un miedo.... un miedo que disfraza a otro.

      Enfin debo aceptar que no soy perfecto.

      Pero aqui algo mas: Muchas veces despues de perder, (en especial si perdia con alguien a quien deberia haer derrotado) me venia una oleada de depresion, de rabia, de emociones negativas, rencor, sentimiento de haber sido engan#ado....

      Asi es el ajedrez producia emociones muy fuertes al perder... en cambio al ganar, la satisfaccion era pasajera, efimera y de corta duracion, a lo mas algunas horas.


      Eliminar
    4. Con respecto a las adiciones.

      Y asi por el estilo existen en nuestros dias actividades qeu nos "atan", por ejemplo identifico que llegue a tener adiccion a la internet.

      Es mas "tengo" en cierta forma una adiccion a estar en linea, aunque me concreto a ciertos sitios y ciertas actividades que me gustan.

      Por ejemplo me gusta hacer mi blog. Ha sido adictivo...

      Pero a veces pueden pasar meses sin que lo atienda o an#os enteros.

      de hecho casi toda la gente que me rodea de alguna manera estan enganchados a la red, unos van al facebook, otros bajan musica 24 horas al dia, otros textean.

      Me recuerdan a mi en otra epoca.

      asi qeu hay otro miedo: Miedo a ser irresponsable y dejar qeu la internet destruya mi vida...y la de mi familia.

      MIEDOS....o razon????

      Eliminar
    5. Todos esos miedos en realidad es uno sólo: el de poner en peligro tu autoconcepto.

      Eliminar
  3. Asi es, tal parece que nuestra sicologia permanece "cuidandonos" o "sobreprotegiendonos", pero el resultado puede ser peor.

    Llevarnos a la inactividad para evitar que enfrentemos nuestro mundo exterior es a su vez una pesadilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es gente que pierde toda su vitalidad, que queda paralizada sin poder hacer nada. Lo peor es que a veces ni cuenta se da.

      Eliminar
    2. Aqui un tema interesante, otra vez volviendo a algo que lei: Habia que "charlar" con nuestro mundo interior.

      Ese mundo interior tienede a protegernos mediante la inaccion.

      Y aqui paro de contar, porqeu en realidad para mi el mundo interior o emocional es algo que "no charla"...

      Tal vez sea poetico o no, pero de cierta forma la emociones no son un ser aparte de nosotros con el que se pueda conversar.

      Las emociones las sentimos, y debemos aprender a utilizarlas para evitar la aniquilacion mediante la inaccion.

      Eliminar
    3. Algo en nosotros -que somos nosotros mismos- nos habla a veces y si no logramos escuchar el mensaje nos enfermamos. Podés hacerle una pregunta a tu inconsciente y te contestará, la respuesta puede venir de muchas formas, pero generalmente es a través de una idea que te surge. En el focusing se procede así.

      Eliminar