martes, abril 15, 2008



Hace unos día leía en una revista científica que algunos investigadores manejaban la hipótesis-sospecha de que pudiéramos estar conectados a una gran supercomputadora como la Matrix que estuviera creando segundo a segundo todo nuestro mundo. Desde que vi la primera de las películas de la saga me entró una sospecha similar. Muchos fenómenos diarios pueden apuntar en esa dirección, por ejemplo el famoso deja vú, la sensación de que lo que ocurre está íntimamente relacionado con nosotros, la sensación de que sabemos lo que va a ocurrir y que en la mayoría de los casos ocurre. La sensación de destino implacable que no puede burlarse hágase lo que se haga. Los fenómenos llamados de sincronicidad.



Pequeñas distorsiones espacio-temporales que a veces nos sorprenden. Recuerdo especialmente este punto en la película donde se le indicaba al protagonista que prestara atención a esos efectos, pues señalaban que la Matrix estaba realizando algún ajuste, y que probablemente podía estar por aparecer alguno de sus guardianes. Esta sensación de irrealidad ha acompañado siempre al hombre al punto de preguntarse si la vida era sueño. Esta sensación de irrealidad se intensifica en ciertos momentos especiales, por ejemplo cuando la persona entra en un estado de gran tensión emocional. Observen que estos estados de tensión generalmente se producen cuando la persona no puede alcanzar lo que necesita, cuando se encuentra en un gran peligro, cuando está desesperada. Curiosamente los llamados fenómenos parapsicológicos se presentan en estos momentos. Por ejemplo, la caída de un cuadro cuando muere a gran distancia el retratado, o la detención de un reloj en el momento de una catástrofe, etc. Observen en qué consiste un fenómeno parapsicológico: consiste en la anulación de las leyes conocidas de la física y la irrupción en el tejido espacio-temporal de un suceso que rompe la continuidad de las leyes causa-efecto que se están desarrollando. En síntesis: un fenómeno parapsicológico implica la rotura de la realidad material y la irrupción de algún fenómeno asociado con lo espiritual. Nada nuevo digo, basta con examinar las culturas antiguas y lo relacionado con lo que se llama magia, chamanismo, etc. Para provocar un hecho mágico la técnica que siempre se empleó fue la de inducir un estado emocional de excepción en las personas cosa de romper el tejido de la realidad y transformarla según una intención mágica. Esa era la función de los rituales, inducir estados emocionales que influyeran sobre la realidad. Orar para que un ser superior salve, o ayude de alguna manera constituye uno de estos actos mágicos. Los místicos fueron conocidos por sus capacidades de alterar las leyes de la física en torno a ellos cuando entraban en sus estados de éxtasis. Algunos levitaban, otros podían caminar en el fuego sin quemarse, otros adquirían facultades metagnómicas, etc. Todos estos ejemplos apuntan a destacar que lo real material no es tan real y material, y que a veces otras cosas pueden manifestarse. Piensen qué les ocurre cuando al estar soñando de repente se acercan a la muerte, generalmente se despierta o se produce algún cambio brusco en el sueño. Parece que no podemos soñar nuestra muerte. Tal vez algo parecido ocurra con ese sueño que llamamos realidad, y que cuando nos encontramos en peligro, a veces, podemos cambiar el rumbo del sueño. Supongo que todos han tenido la sensación de que algunos sueños los están creando ustedes, por eso a veces saben el rumbo que va a tomar, bueno, esa misma sensación de estar creando el sueño se experimenta a veces con el sueño llamado realidad, a veces sentimos que lo estamos creando, que estamos provocando lo que ocurre, es más, a veces sabemos que podemos corregir algo del sueño y mejorarlo. Bueno, por hoy basta de especulación.


5 comentarios:

  1. Anónimo2:20 p.m.

    "vivimos lo que sonamos, o sonamos lo que vivimos?"

    saludos!
    ^^

    ResponderEliminar
  2. Lo que llamamos realidad, es solo una parte del cosmos que nos rodea. La ciencia a paso lento pero firme ha logrado decifrar misterios como el actuar invisible de la electricidad. Respecto a Matrix, su propuesta (vinculada con las tradiciones chamánicas del México precolombino)sobre el destino de la humanidad me parece muy probable: Pensemos en un ente o entes que desde una posición más alta en la cadena alimenticia, atestigüan nuestra crianza en esta jaula llamada realidad solo para finalmente obtener energía a partir de "devorarnos" o utilizarnos. la pregunta a la humanidad es la misma que le hacen a Neo en el filme: ¿cual cápsula pefieres tragar? Puedes volver a la gentileza de la ignorancia o vivir en una precaria y lacerante libertad.
    Saludos Deth!

    ResponderEliminar
  3. sí, y por qué Neo eligió la píldora de la verdad?

    saludos, nico!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:48 p.m.

    lo que propone lacan sobre lo real, imaginario y lo simbolico, o mejor aun la dos muertes propuesta por lacan, freud hasta el mismo freud, pero mi comentario seria muy extenso, ademas esta muy explicito en su ensayo a buen entendedor pocas palabras

    ResponderEliminar