jueves, junio 06, 2013



En algún lugar, La Rochefoucaild dice que muy pocas personas se enamorarían si nunca hubiesen leído acerca del amor. Creo que bajo esta observación se oculta una verdad profunda: que la posesión de categorías verbales como “amor” y “odio” son las mismas que nos ayudan a conformar las experiencias que nombran; los conceptos son parte de la experiencia y, en muchos casos, sería del todo imposible tener la experiencia sin un dominio del vocabulario apropiado.


0 comentarios:

Publicar un comentario