sábado, febrero 26, 2011



Anoche vi la película y queda claro cómo se produjo la gran expansión de Facebook apelando a la curiosidad de las personas sobre la vida de otros, sin embargo, esto no es suficiente para mantener un sitio en funcionamiento. El morbo, la curiosidad, el chisme, pueden atraernos y movernos a actuar, pero cuando sólo hay  de eso la cosa cambia. Observen qué ocurre con la mayoría de los grandes foros de Facebook, la última participación se encuentra en el 2010.

A veces siento que soy el único que ve que el rey va desnudo, que esto es como una burbuja de aire, que en cualquier momento alguien puede pinchar. Si la gente no escribe en los foros, si el contenido no tiene valor, ¿para qué quedarse? ¡Qué me importa a mí lo que puedan hacer mis contactos! ¡Qué me pueden importar las fotos de sus mascotas, el video de su primera comunión, o si se cayeron en la bañera mientras se bañaban ayer!



Sospecho que todo esto es parecido al boom de los blogs. Cuando aparecieron casi todo el mundo quiso tener uno, pero claro, sin tener idea sobre qué contenido subir. Algunos comenzaron contando lo que hacían día a día y al poco tiempo descubrieron que se encontraban completamente solos, que ni los novios o novias los leían y abandonaron. Otros se compraron una cámara y comenzaron a fotografiarlo todo y subían las fotos con algún pobre comentario sobre el lugar o el significado, mientras más corto el mensaje al pie de foto menos contenido vital del bloguero. Otros copiaban algún texto que sentían que los representaba, etc. Todo eso murió, a nadie le interesa la vida de Pepita o de Juancito el verdulero. Sólo sobreviven los blogs con contenido general y son pocos los blogs con contenido real.

Para que se siga a alguien en Facebook esa persona debe tener algún valor que nos interese, posiblemente el contenido fruto de su actividad o tener atractivo físico, todo lo demás a nadie le interesa. Posiblemente el atractivo físico sea el principal -me da miedo decir el único- rasgo que moviliza la interacción en las redes sociales.

La gente entra a las redes sociales para buscar compañero/a sexual. Éste es el principal motor y, mientras están esperando a encontrar algo o que los encuentren, se dedican a jugar con la granjita. Claro, luego de un tiempo se dan cuenta que si siguen en la red lo único que pueden esperar es seguir jugando por más tiempo.

Si la gente que entra a las redes sociales tuvieran una plena conciencia de todo esto, ¿seguirían en éstas?

Desafío a todos a encontrar un foro de contenido sobre filosofía, psicología, arte, cultura, etc., en Facebook. No existe, no existe un sólo foro operativo y de calidad. Claro, muchos escriben en sus perfiles, notas, citas, etc., creyendo que alguien los lee. Nadie lee textos de más de 20 palabras en estas redes, si alguien está interesado en un tema preferirá leer un libro sobre el tema y no las opiniones de un completo desconocido.

Quien haya participado en otras redes sabrá que todas comenzaron con un fuerte impulso que se detuvo al poco tiempo hasta desaparecer completamente al cabo de unos pocos meses. Conozco gente que está superatenta a las redes sociales y cada vez que aparece una nueva repite el proceso de inscribirse, subir todas las fotos, videos y textos vacíos e invitar a todos los contactos de las redes anteriores.

Ahora apareció la película "La red social" que le dará vida por algunos meses más a Facebook, pero veremos qué ocurre después. El impulso voyeurístico de espiar qué hace el vecino o el amigo no puede ser tan fuerte como para sostener todo esto. Hace poco leí un artículo donde se trataba el tema de la rapidez con que se rompían completamente las relaciones por internet. El motivo es evidente: todo este edificio se sostiene a partir de impulsos demasiado primarios, de encantamientos que se producen a partir de la construcción de imágenes falsas de las personas.

Analicemos este último punto, Pepita está en un medio porque busca una pareja, Pepito está en el mismo medio por la misma causa, se cruza con Pepita y puede que tengan algún elemento en común que dispara la conexión. En cualquier otro ámbito esto podría bastar para que florezca la relación, sin embargo, al ser todo público en una red, la cosa cambia. Ni Pepita ni Pepito se van a sentir bien cuando se dan cuenta de que su pareja está también interesada en otras personas, que mantiene un intercambio fluido con ellas, etc. Al ser todo público se debilita la conexión entre las personas, porque uno de los elementos esenciales para que un vínculo se fortalezca y se diferencie de otros, es la exclusividad y la intimidad en el caso de relaciones afectivas.

La gran paradoja de las redes sociales es que la gente llega a buscar pareja, pero la estructura de la red conspira para que en verdad pueda consolidarse una relación debido a que es prácticamente imposible esconder algo ahí de lo que ocurre entre los miembros vinculados. Es más, en muchas partes del mundo se acusa a Facebook de ser responsable de la ruptura de innumerables parejas consolidadas por años.


2 comentarios:

  1. Anónimo8:33 p.m.

    Muy cierto Deth, aunque incompleto a mi parecer, ya que el Narcisismo, la Videoadicción, el Ocio, el escape de la rutina diaria,entre otros motores individuales, impulsan fuertemente la red.

    Tampoco podríamos negar que existen genuinos intereses en seguir determinado hobbie ó lectura intelectual, como estar al tanto de las recetas de determinado Chef ó la publicación de pensamientos de corte económico-administrativos, los cuales sigo por ese medio.

    Por otra parte, me parece que tomando un poco de la teoría de la conspiración, es un medio idóneo para grupos de poder el estar atentos y de mejor informados de determinadas personas, actividades ó la simple y llana medición del pulso público en cualquier tema.

    Finalmente, la red social alcanzó un valor económico tan grande que ni creas por un segundo que tan fácilmente dejarán que se les esfume de las manos, algo innovarán, algo añadirán, pero de algo estarás seguro: no la dejarán fenecer.

    Ya casi no entro a los Foros de FyAdlR, como que perdió su encanto al desaparecer los debates interesantes y en algunos casos de altura como los que provocabas.

    Un abrazo desde Monterrey,
    Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carlos! Un gusto volver a leerte!

    Tenés razón en lo que decís, el narcisismo es uno de los motores principales en la creación de los perfiles. En lo que no estaría tan seguro es en la duración de las redes, ya viste lo que ha ocurrido con hi5, está completamente muerta, Orkut también lo está y MiSpace también.

    Facebook posee algunas cualidades que por ahora la vuelven muy útil, como bien decís los grupos políticos o de presión encuentran un espacio para transmitir su mensaje y buscar adhesiones. También es útil para trabajar, etc. Pero su utilidad está sobredimensionada. La mayoría de las páginas y grupos comienzan con mucho empuje y al poco tiempo los propietarios se desinflan y la abandonan. El motivo del fracaso de Facebook está en que la participación es páginas o grupos que no sean los propios, es muy reducida. Cada uno quiere hacer crecer la página propia y eso es imposible, por lo que todos los grupos terminan decayendo, y lo hacen a mayor velocidad que en hi5.

    Te desafío a que menciones una página o grupo de Facebook que esté operando con un mínimo de participación descontando la del creador, claro.

    En principio los perfiles comienzan con una información proporcionada por el creador acerca de sí mismo para luego agregar el máximo número de contactos. Al comienzo me extrañaba ver esto, no entendía porqué me agregaban, pensé que era para leerme, pero no, era para que yo los leyera. ¿Para qué voy a leer a alguien que lo único que hace es contar lo que va haciendo durante el día? Muchas mujeres arman un perfil con fotos de 20 años atrás y retocadas y luego comienzan a contar las pavadas que hacen durante el día, muchos tipos al ver las fotos se lanzan en picada y ellas se sienten bien con el movimiento, se sienten leídas, etc. Pero lo único que hacen los tipos es verles las fotos y tratar de levantarlas, si nada ocurre pasan a otra, etc. De esa manera estas mujeres sin nada en la cabeza y con fotos sexy de 20 años atrás o retocadas de manera que sólo se vea un ojo, o una parte del cuerpo, pero sin que no se note lo viejas que están, viven una pequeña fantasía por unos meses. Yo he eliminado muchos perfiles así donde no había contenido, no me interesa seguir a personas así. Creo que tengo 20 contactos en estos momentos, donde conozco a 3 me parece.

    Así que estimo que Facebook desaparecerá igual que MiSpace o hi5.

    Para que algo funcione deberá estar pensado de otra manera, deberá estar pensado para forzar la interacción, no como ahora donde cada uno crea un espacio esperando que los demás vengan, sino creando los espacios el servicio mismo y donde todos deban ir a ellos. Ejemplo, en hi5 hay millones de grupos, bueno, se podría crear un grupo por tema y nada más, así quien desee participar deberá ir a los grupos predeterminados, así se asegurará el funcionamiento de los mismos. No entiendo como no se dan cuenta de que ese es el único camino. Un único grupo con miles o millones de participantes, no mil grupos con tres participantes cada uno.

    Bueno Carlos, si algún día querés crearte una red social propia tené en cuenta estas ideas para que funcione y puede que te hagas más rico que el creador de Facebook.

    Un fuerte abrazo, amigo!!

    Deth

    ResponderEliminar