miércoles, noviembre 06, 2013



La mayoría de las personas se encuentran “confundidas”, ese es el estado con el que se llega al mundo, con el pensamiento y la comprensión se va saliendo paulatinamente de la confusión. Esa es la tarea última de la filosofía. De esta manera descubrimos lo que la filosofía le debe al diálogo, porque en el diálogo, con otros y con uno mismo, se echa luz en el pensamiento, se define, se construye, se transmite para que otros puedan hacer uso del mismo. Posiblemente en un comienzo se tome como una verdad revelada, como un cuerpo extraño, que se transmite de boca en boca sin ser completamente asimilado. Es el primer paso de todo saber formal: su acatamiento por simpatía emocional, antes de ser incorporado a la vida de cada uno. ¿Estas confundido?


0 comentarios:

Publicar un comentario