martes, julio 24, 2012



Para entender en qué consiste la verdad podemos tomar la poesía como ejemplo donde la verdad encuentra el camino para manifestarse. Podemos también recordar el dicho que dice que los niños y los locos no mienten. No es cierto que los niños no mientan, pero sí es cierto que junto con los locos manifiestan una verdad que no puede dejarse de escuchar. Particularmente los llamados locos portan una verdad que nadie quiere escuchar y por eso son perseguidos, encerrados, adormecidos con medicamentos tranquilizantes que tienen la función de callar el síntoma portador de las verdades que no queremos oír. Antiguamente, en cambio, a los locos se los escuchaba y se apreciaba la verdad que portaban. Cumplían una función social.


0 comentarios:

Publicar un comentario