miércoles, mayo 09, 2012



Muchas veces nos encontramos con personas que idealizan la idea del amor, que están enamoradas del amor, cosa que se da con mayor frecuencia en las mujeres, posiblemente por un factor cultural. Aunque este enamoramiento del amor va cediendo paso con el paso del tiempo y la liberación sexual. La idealización del amor se percibe cuando se lo pretende desexualizar y elevar como categoría espiritual. Porque para idealizar la supuesta fuerza del amor es necesario eliminar su fuente sexual, para ello se mencionan formas desexualizadas del amor como el amor de padres por hijos, la amistad, el amor a la carrera, etc. Se estira el concepto de manera que la sexualidad sólo sea un accidente de éste que se da en ciertos momentos de una pareja, pero si el amor es verdadero se pasaría del enamoramiento donde prima la sexualidad al estado de amor maduro donde primaría la amistad, el compañerismo, el diálogo, el compartir cosas, etc. Todo esto es muy bonito como para hacer una película romántica, pero la verdad es que cuando en una pareja se termina la sexualidad queda muy poco del amor. La cara de las parejas con varios años de matrimonio no revelan mucho amor o felicidad.


0 comentarios:

Publicar un comentario