domingo, agosto 15, 2010



El bloqueo de escritor constituye uno de los síntomas que más afectan a quienes no lo son. El motivo por el cual se presenta es fácilmente reconocible: no saber sobre qué escribir. Se tiene la falsa creencia de que el escritor saca todo de su imaginación, no es así; el escritor debe conocer del tema sobre el que escribirá. Los novelistas investigan antes, se documentan, visitan lugares, realizan entrevistas, etc. Ocurre como ocurre con el pintor de cuerpos humanos que antes debe encontrar modelos que le sirvan para conocer el cuerpo humano. Claro, así como hoy se cree que el pintor saca de su imaginación casi todo lo que pintará, igualmente quienes desean escribir desearían no tener que esforzarse en nada y sacar todo de la imaginación. Pero desgraciadamente no es así. Una de las formas para superar el “bloqueo de escritor” puede consistir en elegir un tema sobre el que escribir y luego investigar mucho acerca del mismo hasta conocerlo lo suficiente como para que la escritura nazca solita.


1 comentario:

  1. Eduardo Coli9:37 p.m.

    El gran juego del auto engaño colectivo, en función del poder crear, moldear, como definir la participación del otro, los otros , a imagen y semejanza de la necesidad del juego, en tanto esto, así poder disponer de la participación del otro, atrapada, definida, y así poder reglamentar su participación, por el tenor de la necesaria asunción de un nombre impuestos por los intereses de la organización y realización, materialización dinámica del curso y protagonismo histórico de la gran mentira, del gran juego, que define por la naturaleza del mismo, los niveles de participación , a través de la acción y el don del poder nombrar y por aquí poder establecer y otorgar la definición y participación de cada quien. Otorgada por el orden y la distribución del juego, en lo que se dice y establece y se decide anticipadamente la participación acondicionada de cada jugador, actor, como el papel y el rol, de su segmentada fragmentada vida, energía, participada de la gran farsa, productiva, de una gran y muy dinámica ilusión, con que escapar y cubrir ocultar, lo que sea lo real.

    Suministrándonos el gran poder del juego, una realidad objetiva, falsa, artificial, creada por la imperiosa necesidad de su acontecimiento y desarrollo, como fin histórico, o en nombre de las imperiosas necedades económicas productivas del gran juego y mentira.

    Categorías y definiciones otorgada e impuestas, como repartidas por la falsedad del absoluto poder de nombrar, dada en suplanto del robo, la expropiación, de lo realmente desconocido, es decir de lo que sea, la supuesta indeterminación de lo denominadle como la vida-muerte, en su imposibilidad e indefinición.

    ResponderEliminar